noticias

Psicoterapia, ¿puede ayudar a aliviar el trastorno de pánico?

Una nueva investigación publicada en la revista Psychotherapy and Psychosomatics trae noticias esperanzadoras para los millones de personas que luchan contra el trastorno de pánico. Dos tipos relativamente breves de psicoterapia pueden ayudar a aliviar los síntomas a menudo debilitantes de este trastorno de ansiedad.

El 70% de las personas mostraron mejoras en los síntomas del trastorno de pánico y el 45% no presentaron síntomas durante las casi 12 semanas que recibieron terapia cognitivo-conductual (TCC) o terapia psicodinámica .

«Los resultados fueron duraderos e incluso mejoraron ligeramente en los seguimientos, y no hubo diferencias entre los tratamientos durante los dos años de seguimiento», destacó Thomas Nilsson, psicólogo clínico de la Universidad de Lund, en Suecia, y autor del estudio.

La mejor parte de esto es que «no tienes que ir a terapia durante años. Doce semanas de psicoterapia intensa, como en este estudio, es suficiente para ayudar a la mayoría de las personas que sufren de trastorno de pánico. Eso es genial», aseguró Nilsson.

Aproximadamente el 3% de los adultos estadounidenses padece un trastorno de pánico. Se trata de un trastorno de ansiedad que puede provocar ataques de miedo abrumador, generalmente acompañados de síntomas físicos como palpitaciones, sudoración, problemas respiratorios y mareos. Dichos ataques pueden surgir de la nada, y muchos pacientes evitarán salir de casa por temor a tener uno, así lo indica el Instituto Nacional de Salud Mental de Estados Unidos. El trastorno de pánico suele tratarse con psicoterapia, medicamentos o una combinación de ambos.

Conoce más: 3 pasos para evitar la hiperventilación causada por ansiedad

En la investigación, la mitad de los 221 participantes eligieron su forma de terapia; los demás fueron asignados a una u otra. Asimismo, algunos estaban tomando medicamentos para tratar sus síntomas. Los investigadores querían saber si la elección de la terapia marcaría una diferencia en el resultado, así como observar qué tan bien funcionaban las terapias y durante cuánto tiempo. En general, la preferencia no tuvo ningún efecto sobre el éxito del tratamiento para el trastorno de pánico.

Ambos tipos de terapia funcionan de diferentes formas, pero funcionan, apuntó Nilsson. «La terapia cognitivo-conductual ayuda a los pacientes a comprender lo que está sucediendo en su cuerpo y mente cuando sufren un ataque, y aprenden a responder de una manera saludable ‘nueva/normal’ a los ataques de pánico y a las situaciones que los desencadenan», explicó. La terapia psicodinámica ayuda a las personas a comprender cómo sus ataques de pánico se relacionan con las dificultades para experimentar y expresar emociones como la ira, la frustración, la tristeza y las emociones relacionadas con la cercanía y la intimidad, agregó.

No obstante, se requieren más datos para determinar si existen otros factores que puedan contribuir a por qué algunos pacientes obtienen mejores resultados en un tratamiento que en otro.

El doctor David Straker, psiquiatra de la ciudad de Nueva York y ajeno al estudio, suele preguntar a sus pacientes nuevos con trastorno de pánico qué terapias o medicamentos han probado en el pasado antes de sugerir un enfoque.

«La TCC puede brindarte armas para abordar el trastorno de pánico y sus síntomas, y algunos pacientes pueden decir ‘He hablado sobre mi infancia y estoy cansado de eso’. Esto inclina la balanza hacia la TCC. Otros pueden decir ‘He hecho TCC y nunca funcionó y estoy listo para comenzar con la terapia psicodinámica'», mencionó Straker.

Si tienes más dudas sobre el trastorno de pánico y cómo tratarlo, consulta a un profesional de la salud mental.

 

VíaHealth Day News