noticias

Actividad sexual, ¿se puede continuar durante el embarazo?

La actividad sexual se puede continuar como de costumbre si tu embarazo no presenta complicaciones, pero es importante que discutas cualquier inquietud o pregunta con tu médico, así lo aconseja el Sistema de Salud de la Universidad de Michigan (Estados Unidos).

Las relaciones sexuales durante el primer trimestre no causarán ningún problema, como una pérdida fetal espontánea. El feto no sufrirá daños durante la actividad sexual, ya que flota en el líquido amniótico que actúa como cojín.

Tu interés en las relaciones sexuales puede cambiar durante el embarazo. Por ejemplo, las náuseas y la fatiga durante el primer trimestre, así como la incomodidad física de tu útero agrandado durante el último trimestre, pueden afectar tu deseo de tener contacto sexual.

Las relaciones sexuales durante el segundo o tercer trimestre no suelen causar ningún problema. Más adelante en el embarazo, es posible que la actividad sexual te resulte más cómoda cuando te acuestes de lado. Además, tener un orgasmo cerca de la fecha de parto puede iniciar las contracciones uterinas.

Conoce más: 5 tratamientos comunes para la infertilidad masculina

Tu médico probablemente te aconsejará que evites las relaciones sexuales si ocurre cualquiera de las siguientes situaciones:

  • La placenta cubre completa o parcialmente tu cuello uterino (placenta previa).
  • Tu «agua» (saco amniótico) se ha roto (membranas rotas).
  • Las contracciones comienzan antes de las 37 semanas (trabajo de parto prematuro).

RECUERDA: Si adquieres una infección de transmisión sexual (ITS) durante el embarazo, puede causarte problemas graves a ti y al feto. Si estás o podrías estar embarazada y estás considerando tener relaciones sexuales con una nueva pareja o una pareja que pueda estar infectada, mejor evítalas y protege a tu bebé.

 

Fuente: University of Michigan Health