noticias

Vivir cerca de áreas con mucha biodiversidad, ¿mejora la salud mental?

Procurar tener un hogar cerca de donde haya mucha biodiversidad, es decir, muchos tipos diferentes de animales y plantas, puede ser bueno para tu salud, así lo dio a conocer un estudio publicado recientemente en la revista Landscape and Urban Planning.

El trabajo alemán encontró que las personas que viven en áreas con mayor biodiversidad poseen una mejor salud mental, en comparación con aquellas que viven en áreas con menos tipos de plantas y aves.

Los resultados son otro ejemplo de cómo la conservación de la naturaleza puede beneficiar a las personas, dijeron los investigadores.

«Una persona que vive en una región con muchas especies diferentes de plantas y aves se siente, en promedio, mentalmente mejor que una persona que vive en una región con menor diversidad de especies», destacó Joel Methorst, primer autor del estudio e investigador posdoctoral de la Universidad Helmut Schmidt de Hamburgo (Alemania).

Para el estudio, los investigadores compararon los datos de salud de unas 30,000 personas en casi 15,000 hogares alemanes, donde se estimó la diversidad de especies de aves y plantas en la región.

Los expertos hallaron un vínculo positivo entre una mayor diversidad de aves y plantas y una buena salud mental, pero no física.

Conoce más: Consejos para evitar contraer salmonela al estar en contacto con aves

También descubrieron una relación positiva entre la salud mental de las personas y la disponibilidad de parques y espacios verdes en sus vecindarios. Cuanto más cerca esté el parque, mejor.

Pero contrariamente a las expectativas de los investigadores, el hecho de tener una gran cantidad de aves no pareció beneficiar la salud mental.

«Esto podría deberse al hecho de que muchas especies de aves abundantes, como las palomas, gaviotas y cuervos, generalmente no son muy populares», indicó Methorst.

En otras palabras, la diversidad importa.

Y aunque el estudio no encontró un vínculo fuerte entre la biodiversidad de aves/plantas y la salud física, esa relación podría ser más indirecta, sugirieron los investigadores.

Por ejemplo, la actividad al aire libre para disfrutar de las plantas y las aves puede beneficiar la salud de las personas, explicaron los autores.

Por su parte, Katrin Rehdanz, profesora de economía ambiental y energética en la Universidad Christian Albrechts, en Kiel, y autora principal del estudio, dijo que estos resultados muestran que «la conservación de la naturaleza puede, de hecho, entenderse como un medio para promover la salud humana. Esto es particularmente relevante para la planificación urbana y la gestión de espacios verdes. Aquí, la inversión en biodiversidad puede promover la salud de la población urbana».

 

VíaHealth Day News