noticias

Casos y muertes por COVID-19 aumentarían exponencialmente en otoño e invierno

En lo que va del verano y hasta el día de hoy, la pandemia de COVID-19 se ha cobrado poco menos de 100,000 a más de 186,000 vidas tan solo en Estados Unidos, mientras que los casos totales se cuadriplicaron, superando los 6 millones.

Pese a lo preocupantes que son dichas estadísticas, los expertos en salud pública advierten que en otoño e invierno podrían ser aún peores.

Un aumento repentino de casos de COVID-19 durante el clima frío podría desencadenar una muy temida «segunda ola» de infecciones y muertes que comenzaría mucho antes del día de las elecciones en noviembre, aunque los científicos creen que la mayor cantidad de casos llegaría semanas después.

«Mi sensación es que se avecina una oleada, y no se trata tanto de si vendrá, sino de cuán grande será», comentó Eili Klein, epidemióloga de la Facultad de Medicina de la Universidad Johns Hopkins, en Baltimore.

De todas formas, las cifras nacionales han estado cayendo lentamente luego de los aumentos repentinos que aparecieron en el Cinturón del Sol (región de Estados Unidos que se extiende desde la costa atlántica del Sureste hasta la costa pacífica del Suroeste) a principios del verano.

Conoce más: Niños, ¿pueden tener coronavirus y anticuerpos al mismo tiempo?

Un modelo elaborado por el Instituto de Métricas y Evaluación de la Salud (IHME) de la Universidad de Washington predijo que habrá 1,907 muertes diarias el día de las elecciones, aproximadamente el doble del número actual. Según el pronóstico del IHME, las cifras seguirían aumentando hasta principios de diciembre, alcanzando un máximo de más de 2,800 muertes diarias.

Para fin de año, más de 410,000 habrán muerto en el escenario más probable del modelo. Eso es más del doble del total actual.

«Creo firmemente que veremos segundas oleadas distintas, incluso en lugares que terminaron con sus primeras oleadas», dijo Andrew Noymer, epidemiólogo de la Universidad de California en Irvine.

«Esperamos que las oleadas de otoño comiencen a mediados de octubre y empeoren conforme avancen los días y se acerque el invierno, donde creemos alcanzarán un pico ciertamente después de las elecciones. Algunos lugares alcanzarán su punto máximo alrededor del Día de Acción de Gracias, algunos lugares alcanzarán su punto máximo alrededor de Navidad, y algunos lugares no lo harán hasta enero y febrero», concluyó el experto.

Con base en lo anterior, es importante continuar siguiendo las medidas de aislamiento y distanciamiento social, de higiene de manos y de uso de máscaras faciales, a fin de prevenir en la medida de los posible dichos aumentos. también es importante recibir las vacunas pertinentes para protegerse de infecciones durante el clima frío.