noticias

Vinculan exposición prenatal a ciertos plastificantes con disminución de la función motora en las niñas

Un estudio realizado por científicos del Centro para la Salud Ambiental Infantil de Columbia (CCCEH, por sus siglas en inglés) y publicado en la revista Environment International, descubrió que la exposición prenatal a los ftalatos (un grupo ubicuo de plastificantes y productos químicos que mejoran el olor) está asociada con el desarrollo de déficits de la función motora fina en las niñas.

Los ftalatos son materiales ampliamente utilizados en los productos de consumo (por ejemplo, juguetes de plástico, materiales de construcción para el hogar y champús). De acuerdo con la literatura, estos interrumpen la función endocrina y posiblemente interfieren con el desarrollo cerebral en el útero.

El nuevo trabajo del CCCEH incluyó a 209 mujeres de la ciudad de Nueva York y a sus descendientes. Tras obtener muestras de orina de las madres durante el tercer trimestre de su embarazo, se midieron siete metabolitos de ftalatos. Después, se evaluó la función motora en la descendencia a los 11 años.

Después de tomar en cuenta posibles factores de confusión, la investigación reveló que existe un vínculo entre la exposición a altos niveles de metabolitos específicos durante el tercer trimestre de gestación y la disminución de las funciones motoras finas entre las niñas, pero no entre los niños. El análisis encontró que tres ftalatos estaban más relacionados con los déficits: ftalato de monobutilo (MBP), ftalato de monobencilo (MBzP) y ftalato de monoisobutilo (MiBP), ninguno de los cuales es metabolito de los ftalatos de di-2-etilhexilo (DEHP), considerada la categoría más común de ftalatos.

"Existe una creciente conciencia respecto al problema de los plásticos, que son destructivos para la vida animal y los ecosistemas", señaló la doctora Pam Factor-Litvak, profesora de epidemiología y autora principal del estudio. "En este trabajo, hemos encontrado nueva evidencia de que los ftalatos, químicos comúnmente utilizados en los cosméticos y los plásticos, son perjudiciales para la salud de los niños. Las niñas con déficit en las habilidades motoras finas pueden tener dificultades con sus tareas escolares, particularmente relacionadas con problemas para escribir y usar dispositivos electrónicos. También pueden tener problemas con la coordinación mano-ojo".

Cabe destacar que los ftalatos se desprenden fácilmente de los plásticos y se liberan al medio ambiente. La mayor parte de la exposición proviene de la dieta (dichos compuestos forman parte del envasado de alimentos), el aire (se usan en ambientadores, perfumes, etc.) y la absorción de la piel (se usan en productos de cuidado personal). Los ftalatos atraviesan la barrera de la placenta sanguínea, por lo que han sido asociados con una edad gestacional acortada, interrupción del desarrollo reproductivo masculino y déficits tanto en la función cognitiva como en los resultados conductuales.

 

Vía: Science Daily