noticias

Estudio revela vínculo entre inseguridad alimentaria y muerte prematura

Una nueva investigación publicada hoy en la revista CMAJ (Canadian Medical Association Journal), revela que la "inseguridad alimentaria" —no tener dinero suficiente para pagar los alimentos necesarios para subsistir— aumenta el riesgo de muerte prematura.

Para el trabajo, los investigadores analizaron datos de más de 510,000 adultos en Canadá entre 2005 y 2017. Durante el período de estudio, casi 25,500 personas fallecieron de forma prematura. Entre 2008 y 2014, la esperanza de vida promedio en Canadá fue de 82 años, lo que significa que las muertes a esa edad o antes se consideraron prematuras.

El estudio fue dirigido por Fei Men, becario posdoctoral en la Universidad de Toronto, y halló que, en comparación con los adultos que tenían acceso a suficientes alimentos, aquellos con inseguridad alimentaria mostraron entre un 10% y un 37% más de probabilidades de morir prematuramente por cualquier otra causa distinta al cáncer.

Según el reporte, las tasas de muerte prematura por enfermedades infecciosas parasitarias, lesiones no intencionales y suicidios fueron más del doble entre las personas con inseguridad alimentaria severa, en comparación con otras.

Entre los adultos que murieron de manera prematura, aquellos con inseguridad alimentaria severa murieron nueve años más jóvenes en promedio, en comparación con quienes no la tenían (59.5 años versus 68.9 años), mostraron los resultados.

"Las correlaciones significativas de todos los niveles de inseguridad alimentaria con muertes potencialmente evitables implican que los adultos con inseguridad alimentaria se benefician menos de los esfuerzos de salud pública para prevenir y tratar enfermedades y lesiones que sus contrapartes de seguridad alimentaria", concluyeron los autores.

Las políticas para reducir la inseguridad alimentaria podrían reducir el número de muertes prematuras, sugirieron los investigadores en un comunicado de prensa de la revista.

"En Canadá, se ha demostrado que las políticas que mejoran los recursos materiales de los hogares de bajos ingresos fortalecen la seguridad alimentaria y la salud", indicó Men.

 

Vía: Health Day News