noticias

5 consejos contra el estrés para padres primerizos

Los padres primerizos suelen afrontar la llegada de un recién nacido con una montaña de emociones. Por una parte se trata de una de las mayores alegrías de sus vidas. Y por otra, se trata del inicio de una etapa llena de nuevas responsabilidades.

Y son precisamente estas responsabilidades y los deberes que trae consigo la llegada de un hijo los que pueden detonar el estrés en los padres primerizos.

Sin embargo, es importante -tanto para la salud integral de los padres, como la del bebé- que los papás no sucumban ante el estrés y la ansiedad, sino que afronten las nuevas responsabilidades de la mejor manera.

Conoce más: 5 consejos para descansar sin descuidar a tu bebé

Para lograrlo, expertos en salud recomiendan llevar a cabo acciones como las siguientes:

1. Anticiparse emocionalmente

Los padres deberán anticipar que la llegada del bebé traerá consigo una avalancha de emociones. Ya que pueden pasar de la más grande dicha al ver a su bebé alegre, a un completo pánico cuando no logren descifrar el significado de su llanto.

Para afrontarlo, especialistas recomiendan mantener abiertos los canales de comunicación con la pareja, y no cargarse de expectativas de perfección respecto a uno mismo o la pareja.

2. Descansar

Estar en óptimas condiciones es necesario para poder atender las necesidades de un recién nacido. Por ello, los padres deben dormir y descansar adecuadamente. Si no logran dormir el tiempo suficiente durante la noches, pueden tomarse una siesta cuando el bebé hace la suya.

3. Aceptar ayuda

Algunos padres primerizos pueden llegar a obsesionarse por querer hacerlo todo por sí solos. Sin embargo, esta actitud no es lo recomendable. Los papás deben permitir que sus amigos y familiares ayuden. Por ejemplo, pedirle a alguien que realice las compras significa una tarea potencialmente agotadora menos para los padres.

4. Relajarse

Se deben probar las terapias mentales para relajarse. La práctica de actividades como yoga está ampliamente recomendada.

5. Hacer ejercicio

La práctica frecuente de ejercicio es una forma ampliamente recomendada para reducir el estrés. Tan solo 10 minutos de ejercicio ligero -en una cinta caminadora o bici estática en casa- pueden hacer una diferencia positiva.

 

Vía: Health Day News