noticias

Estudio investiga vínculo entre diabetes tipo 1 y fractura de huesos

Un estudio reciente muestra que un control deficiente del azúcar en la sangre hace que las personas con diabetes tipo 1 corran un mayor riesgo de sufrir fracturas por fragilidad.

Una fractura por fragilidad es un hueso roto ocasionado por una caída desde una altura no tan elevada.

Para el estudio, los investigadores analizaron datos sobre más de 3,300 personas con diabetes tipo 1 y más de 44,000 con diabetes tipo 2 en el Reino Unido.

Los datos incluyeron la revisión de un promedio de tres años de pruebas de sangre A1C realizadas a los pacientes. Dicha prueba mide los niveles promedio de azúcar en sangre de un paciente durante dos o tres meses. En promedio, hubo nueve mediciones de A1C para pacientes con diabetes tipo 1 y 11 para pacientes con diabetes tipo 2.

El control glucémico deficiente con un nivel de A1C por encima de 8 por ciento se relacionó con un mayor riesgo de fracturas por fragilidad en personas con diabetes tipo 1, pero no en aquellas con el tipo 2, según el trabajo publicado el 16 de enero en la revista Journal of Clinical Endocrinology & Metabolism.

"Investigamos la asociación entre el grado de control glucémico y el riesgo de fractura mediante el uso de un gran grupo de pacientes con diabetes tipo 1 y tipo 2 recién diagnosticados", dijo la doctora Janina Vavanikunnel, coautora del estudio y practicante en el departamento de endocrinología, diabetología y metabolismo del Hospital Universitario de Basilea, en Suiza.

"Ambos tipos de diabetes están asociados con fracturas por fragilidad y demostramos que un control glucémico deficiente está asociado con un mayor riesgo de fractura en la diabetes tipo 1", agregó Vavanikunnel en un comunicado de prensa de la revista.

Según los autores, el riesgo de fractura en la diabetes tipo 2 se debe a factores distintos al control del azúcar en sangre, como los problemas de salud relacionados con la diabetes.

Sin embargo, la coautora del estudio Sarah Charlier, farmacoepidemióloga en el Hospital Universitario de Basilea, subrayó que "el riesgo de fractura en la diabetes tipo 2 es de relevancia clínica y es un problema de salud importante en todo el mundo debido a su alta prevalencia".

La diabetes afecta a millones de personas a nivel mundial. El tipo 2, la forma más común, ocurre cuando una persona desarrolla resistencia a la insulina. El tipo 1 se diagnostica principalmente en niños y adolescentes, y ocurre principalmente por la deficiencia de insulina.

 

Vía: Health Day News